¿POR QUÉ SOMOS INFIELES? MÁS ALLÁ DEL PORNO

Hoy os traigo un artículo más offtopic, algo más personal, una reflexión que me apareció después de estar viendo porno mexicano xxx en la web de sirporno méxico, bueno a lo que vamos. A lo mejor estás pensando “yo no”. Claro. Es posible que uno nunca haya llevado a cabo ningún acto material que se pueda considerar un engaño a la pareja. Pero para todos aquellos que alguna vez han dicho “la intención es lo que cuenta”, esto se podría aplicar también en las relaciones sexuales, y quien diga que, teniendo pareja, nunca ha fantaseado con la posibilidad de tener cualquier tipo de relación física y/o sentimental con otra persona… miente.

Es natural: todos tenemos ojos, unos gustos y preferencias y momentos en los que estamos más a tono de lo normal pero por lo que sea pasamos una etapa mala con nuestra media naranja, o simplemente somos así de pillos y pillas y nos apetece echar una cana al aire. Lo llevemos a cabo o no, ¿cuáles son las razones que nos llevan a traspasar este punto sin retorno?

La infidelidad en la pareja, sexo sin tabus

Se dice que cerca de la mitad de las personas con pareja ha cometido infidelidad (se ven muchos vídeos en internet de infidelidades con porno casero http://www.videospornogratisx.name/videos-caseros) por lo menos una vez, siendo solo un 20% los españoles y españolas que admiten haberlo hecho. Y también se dice que esto va a más, porque la tendencia que podemos tener hacia la infidelidad es la que es, sin embargo hace una década, por decir algo, no era tan fácil llevar a cabo estas traviesas intenciones. Sin duda, las nuevas tecnologías permiten ponerse en contacto con personas conocidas (o desconocidas) gracias a internet y los smartphones, herramientas que utilizadas con mucho cuidado y sin cometer errores pueden ser grandes aliadas de cualquier actividad clandestina.

Hay quien dice que la infidelidad como tal no existe, que no somos propiedad de nadie, pero está claro que cuando se adquiere un compromiso con alguien, verbal o sobre papel, la idea es respetarlo, y tener relaciones íntimas de cualquier tipo con una tercera persona implica la ruptura de un acuerdo, sabemos que obramos mal y por lo tanto es infidelidad.

A muchos les puede la tentación, mientras que otros precisamente encuentran el morbo en la situación ilícita, en esconderse, en llevar una doble vida y tener sus secretos. Incluso puede que en caso de cambiar de pareja y convertir al (o la) amante en la nueva esta pierda gran parte de su atractivo al convertirse en pareja oficial. Somos así de tontos.

Nos va lo prohibido, esto es una realidad. Aquello que se nos dice que está mal nos provoca una enorme curiosidad, y los que tienen pocos escrúpulos y mucha facilidad para establecer todo tipo de contactos ceden a la tentación.

El sexo es algo instintivo que tira mucho, aunque digamos (y creamos) que queremos estar solo con nuestra pareja, para siempre y formar familia –otras personas sencillamente no quieren este tipo de relación y les importa tres pitos la fidelidad-. Pero ¿qué se suele argumentar para justificar una infidelidad?

Como acabamos de decir, hay gente que está sencillamente en contra de la monogamia, pero otros argumentan que su pareja no les da lo que necesitan en la cama porque está concentrada en otras cosas. O la pasión de los primeros años ha desaparecido del todo y no se ha transformado en un amor maduro y duradero. Hay otros que simplemente van buscando un reemplazo para dejar a su pareja actual, por lo que durante un tiempo le son infieles. Y en muchos casos se hace también para “vengarse”, sin que la persona engañada lo sepa, por infidelidades cometidas a su vez, malos tratos psicológicos u otros motivos.

Además, hay quien piensa que mientras la otra persona no se entere no sale nadie herido, y es verdad, pero ¿no sería mejor hablar las cosas, estudiar la manera de arreglar los problemas de pareja y no caer en esto? En muchos casos sí, pero en otros la infidelidad es simplemente una forma de entender el sexo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *