Continúan los atentados en Kabul

Cincuenta y dos personas mueren en Kabul en atentados en centros de registro electoral. Una persona se ha inmolado entre la gente que hacía cola para acceder a un centro de registro electoral. Un mínimo de 52 personas han muerto y ciento doce han sido heridas –según las últimas estimaciones del ministerio de Salud de la Afganistán– en un atentado explosivo a un centro de registro e identificación electoral de Kabul. La organización armada Daesh ha reivindicado el atentado en uno de sus canales habituales: la agencia de noticias Amaq. El centro de registro es al oeste de Kabul, lugar de residencia de muchos integrantes de la comunidad chiita.

Posteriormente han muerto seis personas más y cinco han sido heridas en un segundo atentado en otro centro de registro electoral, según que ha informado la cadena afgana Tolo News citando fuentes oficiales.

Un clima hostil en Afganistán

A pesar de que las elecciones son en octubre, las autoridades afganas han decidido de avanzar el registro de votantes para elaborar el censo debido a la difícil situación de seguridad de la Afganistán. Sin duda, el país está muy lejos de aquella “paz duradera” que prometían desde Estados Unidos cuando comenzaron allí la guerra. Afganistán es ya un país muy desgastado y los conflictos bélicos continúan estando a la orden del día, así que el futuro no es nada halagüeño, especialmente cuando vemos que entre los fallecidos suele haber niños.

El número dos del gobierno afgano, Abdulà Abdulà, ha condenado los hechos. ‘Nuestra determinación de unas elecciones justas y transparentes continuará y los terroristas no ganarán contra la voluntad del pueblo afgano’, ha dicho. Sería de agradecer que los países se pusieran de acuerdo en una serie de medidas para erradicar la espiral de terror y muertes que invade Kabul desde hace tiempo ya.